“¿Pero qué demonios pone en ese graffiti?” Seguro que esta pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez pasó por la cabeza de Mathieu Tremblin. Este artista francés se puso como objetivo hacer los graffitis más fáciles de leer. Y podemos decir que lo ha conseguido.

Mathieu Tremblin tapa los graffitis antiguos y, con una fuente perfectamente reconocible por todos, los reescribe de manera que se pueden leer con claridad. Respetando las distancias y los colores originales pinta de nuevo el muro con la nueva tipografía.

Lo cierto es que el resultado es un poco decepcionante. Al ser los graffitis principalmente el nombre del grafitero, éstos no forman ninguna frase ni son palabras con sentido. Son simplemente letras y números puestos en cuestión de segundos por alguien que pasó por ahí. Mathieu Tremblin nos ofrece esta nueva perspectiva de los graffitis que invaden las ciudades.

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin:

1

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 1

2

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 2

3

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 3

4

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 4

5

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 5

6

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 6

7

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 7

8

Los graffitis reescritos por Mathieu Tremblin 8

¿Hubieses sido capaz de leer todos los graffitis por tu cuenta?

Fuente: boredpanda / demodetouslesjours