Hace mucho tiempo que los cassettes dejaron de utilizarse para dar paso a tecnologías más modernas pero aún así, hoy en día, no es raro encontrarlos guardados en algún rincón de la casa. La nostalgia nos impide tirarlos a la basura a pesar de que no les vayamos a dar ningún uso.

Lo cierto es que no son más que plástico y una larga cinta magnética, algo que a priori no nos ofrece muchas opciones de reciclaje. Pero como internet es lugar cargado de ideas, no es difícil encontrarle una salida a estos cassettes.

Monedero retro con un cassette

Como bien nos muestra la web chezlin, basta con hacerse con un trozo de tela, una cremallera y un buen pegamento para transformar el cassette en un original monedero.

Lo primero que hay que hacer es separar las dos partes de plástico que conforman el cassette y ponerlas sobre la tela como se muestra en la imagen, cuidando de separar un poco ambas partes para que el monedero tenga algo de grosor.

cassette tela

A continuación habrá que pegar el trozo de cremallera a las dos piezas de plástico. Abre la cremallera casi hasta el final para que te resulte más fácil.

cassette cremallera

Después, con el trozo de tela previamente cortado al tamaño adecuado, se pegará como se muestra en la imagen. Tras esto será conveniente dejarlo secar durante algunas horas para evitar imprevistos.

cassette-monedero abierto

Ya estaría acabado nuestro monedero retro. Puedes añadir algo de color a la cinta o probar a crear algún compartimento en su interior. Un DIY sencillo con materiales fáciles de adquirir y sin tener que gastar prácticamente dinero.

TRUCO: si colocas una cremallera con doble separador podrás abrir el monedero por la parte superior. Evitarás así tenerlo que abrir obligatoriamente por un lado, lo que te facilitará el acceso con los dedos a las monedas.

cassette

Fuente y fotografías: chezlin.com