Estantes invisibles para libros: cómo hacerlos y qué necesitas

Os vamos a proponer un DIY que impresionará a tus visitas: hacer estantes invisibles para libros. Si eres un adicto a la lectura tendrás montones de libros por casa, y como aficionado, te gustará contemplarlos bien colocados en la estantería. Con este DIY darás un salto en cuanto a la originalidad para guardarlos, y dejarás a todo el que lo vea con la boca abierta.

Estantes invisibles para libros - pared completa

Estantes invisibles para libros

Ronja Lotte ha publicado en su web el resultado de sus estantes invisibles para libros. Al igual que ya comentamos con anterioridad en nuestra web, para crear estos estantes no se necesitan casi herramientas, pues es suficiente con unos soportes de pared para estantes y unos tornillos para anclarlos.

En función de la cantidad de libros que tengas pensado colocar por cada tramo deberás instalar uno o dos soportes. Es importante que los pongas centrados, y si no quieres que se creen elevaciones en la cubierta basta con recortar las primeras páginas de manera que encaje el soporte metálico. Fíjate en la imagen para tener una idea de como deben quedar colocados.

Estantes invisibles para libros - detalle

Los soportes que aparecen en la imagen son los más fáciles de encontrar, tanto que seguramente tengas alguno por casa, pero el principal inconveniente que plantea esta solución es que se te estropeará el libro que uses como base. Para crear estos estantes invisibles para libros deberás recortar las primeras páginas como se muestra en la imagen y después pegar la cubierta para que no se caiga.

Estantes invisibles para libros - soporte
[Fuente: expli]
Lo que puedes hacer es comprar algún libro barato en una librería de segunda mano o gastar alguno por el que ya no tengas interés, pero si sigues sin querer estropear ningún libro existe una solución: hacerte con un soporte ya diseñado para crear los estantes invisibles para libros.

Estantes invisibles para libros - Umbra 330637-560

En la parte inferior tiene una pequeña pestaña en la que se puede encajar la cubierta del libro para no tener que fijarla con pegamento, y al ser tan fino no será necesario recortar las primeras páginas. Aunque no ahorres una gran cantidad de trabajo sí que hace el DIY mucho más fácil, y tienes la ventaja de poder seguir usando el libro que emplees como base.

Así de sencillo es crear estos estantes invisibles para libros. Ahora solo falta que tú decidas si llenas toda una pared, si colocas solo una columna o si creas alguna forma original con los estantes. ¡Lo importante es animarse a hacer cosas nuevas!

Fuente y fotografías: nur-noch.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest