Crear un espejo rústico a partir de un espejo convencional no supone gran dificultad y conseguiremos que tenga un aspecto envejecido y original. Dará la sensación de ser un espejo antiguo cuando en realidad no es más que el espejo MONGSTAD que se puede encontrar en cualquier tienda Ikea.

Este Ikea hack ha sido idea de savvy mom 2 mom, que viendo que los espejos rústicos se le iban de presupuesto decidió construir uno ella misma. Utilizó pinturas que tenía por casa y algo de imaginación y consiguió dar con este DIY cuyo resultado es fantástico.

Crea un espejo rústico a partir de un espejo convencional

El espejo MONGSTAD tiene un marco bastante ancho, pero si tienes por casa ya alguno parecido o has visto otro más barato en alguna tienda también te puede valer. Lo interesante es que el marco sea de madera para poder lijarlo.

espejo-mongstad-ikea

Lo primero que debes hacer es tapar bien la parte del espejo para poder trabajar con el marco y que no quede ninguna mancha de pintura. Después, habrá que lijar toda la superficie para luego aplicar varias capas de pintura.

Crea un espejo rústico a partir de un espejo convencional 1

Imagen 1: En primer lugar puedes aplicar una pintura clara. El color utilizado en este Ikea hack ha sido el blanco roto.

Imagen 2: Un vez haya secado la pintura, procederemos a lijar suavemente. No hay que quitar toda la pintura, sólo una parte, por lo que no lijaremos mucho.

Imagen 3: La segunda capa de pintura servirá para envejecer un poco más el espejo. Para ello, puedes usar pintura acrílica de color marrón.

Una vez esté seca la pintura ya estaría casi acabado el DIY, pero si añadimos un pequeño detalle quedará ya perfecto.

Crea un espejo rústico a partir de un espejo convencional 2

Si colocamos una escuadra metálica en cada una de las esquinas parecerá que el marco se sujeta gracias a ellas. Para darle un aspecto envejecido podemos usar un soplete y quemarlas. Convendría repetir el proceso dos o tres veces tras dejarlas enfriar, para al final lavarlas y atornillarlas al espejo. Si no tienes soplete puedes aprovechar un día en el que tengas una barbacoa y echarlas a las brasas. Con esto ya estaría el espejo rústico.

Crea un espejo rústico a partir de un espejo convencional 3

Puedes decorar la zona con objetos de madera o con algún DIY que hayas hecho con cuerdas. Finalmente, ya sólo tendrás que elegir si lo cuelgas o lo dejas apoyado en la pared. Pero ya tendrás tu espejo rústico a precio de un espejo normal.

Crea un espejo rústico a partir de un espejo convencional 4