Cómo decorar con flores preservadas

Las flores preservadas se han convertido en los últimos años en una de las opciones decorativas más elegidas entre los interioristas. Con ellas se consigue crear piezas decorativas que ayudan a dar un toque distinguido a un espacio de una forma sencilla y económica. Nos ayudan a dar color y a crear una estancia confortable.

Pero, sin duda alguna, lo mejor de las flores preservadas es que son flores naturales, con un aspecto muy vivo, que no hace falta cuidar. ¿Conoces estas flores tan singulares? En el artículo de hoy desvelamos todos los detalles sobre las flores preservadas.

¿Qué son las flores preservadas?

Las flores preservadas o liofilizadas son flores naturales a las que se ha sometido a un proceso de conservación. Para ello se deshidratan, congelan y se sustituyen sus fluidos naturales por productos conservantes. De esta forma se consigue mantener su aspecto fresco y vital durante un periodo largo de tiempo. De hecho, si se mantienen bien, pueden llegar a durar toda la vida. Las flores preservadas no deben confundirse con las flores secas, pues ni el aspecto final ni el proceso al que se someten es el mismo.

Las rosas son una de las flores preservadas más comunes, pero también se pueden conservar otras variedades como gardenias, hortensias, crisantemos, claveles, orquídeas… y otras plantas de hojas verdes. Cada especie requiere un proceso de preservación especial por lo que es necesario realizar el desarrollo tecnológico concreto para cada variedad. Poco a poco se va ampliando la cantidad de especies.

Este tipo de flores además de conservar un aspecto muy natural, también lo hace su olor, que se mantiene durante mucho tiempo. A diferencia de un ramo de flores naturales, no requieren cuidados especiales, ni agua, ni ningún otro tipo de mantenimiento. Por todo ello, son perfectas para decorar en múltiples formatos. 

Ideas de decoración

Las flores preservadas son un recurso decorativo que se pueden utilizar de multitud de formas, estas son solo algunas ideas interesantes:

– Letras de flores

Las letras hechas con flores son una tendencia decorativa de moda. Se pueden encontrar en distintos formatos y uno de ellos son las letras corpóreas decoradas con flores preservadas Son elegantes, bonitas y con un alto valor decorativo.

Suelen utilizarse para colocar sobre una estantería o un aparador, o para colgar en la pared o sobre alguna puerta, tanto de forma individual como combinándolas formando palabras. Lo mejor es que se pueden personalizar con las flores que más nos gusten y los colores que mejor encaje con la paleta de nuestra decoración.

– Diademas o coronas de flores

Las diademas o coronas de flores se han convertido en un complemento ideal para fiestas de todo tipo. Son los tocados favoritos de las celebrities e influencers. Se pueden realizar de forma “do it yourself” escogiendo las flores que más nos gusten y combinándolas con hojas verdes.

Lo ideal es intercalar flores de distinto tipo y tamaño escogiendo una gama cromática que las unifique todas. Estas diademas o coronas, una vez que las utilicemos como tocado para el cabello, se pueden convertir en piezas decorativas del hogar, colocándolas en un lugar estratégico de la pared.

corona de flores preservadas

– Centros de mesa permanentes

Un buen ramo de flores siempre es el complemento perfecto en un centro de mesa. Aporta elegancia, vitalidad y alegría y color al espacio. Si queremos contar con centros de mesa permanentes, que duren mucho tiempo y que no haya que cuidar y no se marchiten, lo ideal es escoger un ramo de flores preservadas.

La presentación de los mismos puede adaptarse a nuestros gustos y necesidades y nadie notará a simple vista que se trata de un ramo de flores preservadas.

Decorar con flores secas

– Jardines verticales

Una última idea para el uso decorativo de las flores preservadas son los jardines verticales. Con ellas se construyen auténticas obras de arte que se utilizan a modo de cuadros vegetales. Son una forma de traer la naturaleza al interior de forma realista y agradable.

Son jardines que aportan originalidad, vitalidad y frescura y no dejan a nadie indiferente. Estos jardines verticales se pueden hacer a pequeña escala, en uno o varios cuadros con marco, o a nivel más grande en una pared entera.

Cuadro con flores artificiales

– Ramos de tamaño XXL

A veces hay rincones en los que no encaja ningún mueble y nunca sabemos muy bien qué poner. En estos casos los interioristas aconsejan colocar un jarrón de tamaño XXL con un ramo con grandes flores que den textura y verticalidad a la decoración. Las flores preservadas son, por tanto, la solución perfecta.

Pueden ser de tamaño pequeño pero también se pueden encontrar ramos de gran tamaño destinados a estos grandes espacios.

ramos-de-rosas-preservadas.png

Las flores preservadas o liofilizadas son flores naturales que aportan la solución decorativa perfecta para todos los que quieran dar un toque fresco a una estancia sin agobiarse por el cuidado de las plantas.

Comparte esta entrada
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

  • Responsable: Daniel Sanz
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: lacarterarota@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.